Los comercios, tiendas y centros comerciales cubren una amplísima gama de necesidades, en función de la gran diversidad de sectores, actividades, y productos o servicios que comercializan.

 

Sin embargo, tienen unos puntos en común que cubren varias muy importantes necesidades, las cuales son cubiertas de manera muy ventajosa por la tecnología LED frente a otras diferentes:

  • Horarios de apertura muy extendidos, con zonas encendidas durante muchas horas, lo que produce un enorme gasto energético y de mantenimiento.
  • Trabajo de cara al público, con una gran necesidad de imagen atractiva y ambiente adecuado, que precisa de una iluminación de alta calidad y que resulte atractiva de cara los clientes, dentro de la imagen que se desee transmitir.
  • Tienen necesidad de iluminación mediante luz de muy alta calidad para crear ambientes atractivos y agradables, lo que implica la necesidad de distintas tonalidades de luz blanca.
  • Necesidad de mantener un muy efectivo control de la temperatura, para mantener un ambiente adecuado para los clientes, y para evitar la degradación de los productos a la venta.
  • Necesidad de tonalidades de iluminación con un elevado índice de reproducción cromática CRI, para destacar los colores naturales de los productos a la venta.
  • Necesidad de funcionamiento continuo, sin interrupciones para mantenimiento