Todo son ventajas. La iluminación LED dura más tiempo con la misma bombilla, por lo que compras menos bombillas. Gasta menos, pero mucho menos que con las bombillas incandescentes, hasta un 85% menos. Menudo ahorro para el bolsillo.

Además, la iluminación LED es de mejor calidad, luce más con menos energía y tampoco generan calor, por lo que no queman. Las bombillas LED se permiten el lujo de ser preciosas y no necesitar lámpara, como las bombillas NITTIO.

Con una buena idea, ud puede lograr notorios efectos en su hogar.